miércoles, 23 de septiembre de 2009

ni mis artefactos eléctricos son normales


Hace poco tiempo la heladera de casa decidió pasar a mejor vida y al no entender sus señales de despedida, ella se suicidó: directamente tirando su puerta al piso y sin posibilidades de ninguna índole de ser reparada por un costo inferior a la adquisición de una nueva. Así que nos despedimos de ella con tristeza, pero con la esperanza de que la nueva nos iba a brindar más conford interno que su antecesora.

Llegó a casa la nueva heladera en el mismo instante en que venían a retirar la vieja.Leí atentamente el manual (cosa que no suelo hacer nunca) desde como enchufarla, como abrir la puerta de la heladera y hasta para que servía. Una vez comprobado que "era una heladera como cualquier otra" empezamos a usarla. Las instrucciones dicen exactamente:"regulación del sistema de refrigeración: Se recomienda "en verano" colocar la perilla en nº 1 ó 2 para obtener más frío. En invierno coloque la perilla en Nº 3 ó más para una buena conservación de los alimentos.

Por ende, llegado el invierno coloqué la perilla en 3, y empecé a notar la comida muy fría, entonces, pasé a 4 y luego a 5. Ya en éste punto hemos comido la lechuga en estado casi de escarcha.

Ayer llamé a la línea de atención al consumidor de la empresa (la heladera se elabora en mi ciudad, con las normas locales) y me atiende una señorita que ante mi sorpresa me dice que la empresa tiene en cuenta "el invierno o verano de la heladera" ¿¿¿????. Por ende debía descongelarla, esperan unas horas y volver a encenderla, ésta vez con la temperatura adecuada a la época del año en que está la heladera.

Le dije a la empleada, que de ninguna manera me iba a tomar semejante trabajo por una heladera que vivía en una estación propia, que le cambiaría la temperatura directamente, la empleada me dijo que la heladera iba a tardar un tiempo en darse cuenta que varió la estación del año y yo iba a tardar en notar los cambios. Le contesté que no tenía apuro, que puedo volver a comer la lechuga helada le dí las gracias y corté, pensando en lo loco de la "humanización en la fabricación de los artefactos eléctricos". Comprendo (aunque no comparto) la idea que le tomen cariño a los productos que fabrican y comercializan, pero de ahí a hablar de la estación del año en que vive la heladera hay un trecho largo.......un día de éstos me la voy a encontrar en el baño cepillándose los dientes.....
Asi que ahora tenemos a LA HELADERA en "adaptación ambiental". Yo no soy normal, pero mis artefáctos eléctricos tampoco!!!

4 comentarios:

Camilo y Gaspar dijo...

jajajajajaja....
de locos, totalmente de acuerdo contigo!!

¿y tendrás que ponerle bufanda en invierno? ...

insolito, pero me he reido con tu post...

Haldar dijo...

mira tu, un día de estos terminamos nosotros bajo el mando de los artefactos. Humanización de los artefactos, humanización de los animales, pero que pasa con la humanización de los humanos? Porque cada día andamos peor! besos...

La Rusi dijo...

jajaja, no paro de reirme! besos

Lore b dijo...

antes de ayer hacía un calor bárbaro y hoy frío mortal
Mi heladera estará muy desorientada? necesitará consulta psicológica? jajajaj