miércoles, 4 de noviembre de 2009

es amigo el que avisa

:

La maestra de plástica de mis hijos faltó varios días por enfermedad de su papá. Por ende no pudieron hacer un "regalito del día de la madre" para entregar en tiempo y en forma. Así que el lunes pasado recibí 2 de esos regalos totalmente inútiles que suelen preparar las docentes, y que las madres recibimos con mucha emoción y ternura, hasta que llega el momento de ver "en dónde lo ponemos????".


Resulta que recibí 2 carameleras de cartulina, que YO debía rellenar con caramelos surtidos. La de mi hija estaba llena de corazones y frases por todos lados...la del nene le faltaba terminar de decorar y la manija "igualmente si le ponía una y la llenaba de caramelos no iba a resistir" (esos fueron sus comentarios cuando me lo entregó).

La gran sorpresa fue cuando miré dentro de la caramelera realizada por mi hijo y tenía la leyenda: No me hago cargo si se rompe.

Con la verdad no ofendo ni temo....


3 comentarios:

karytoms dijo...

jajajjaja, que bueno¡¡¡¡

Moki Mom dijo...

Ave María pusísima, estos hijos tuyos son la ley, me encantan, me gusta leer lo que dicen y hacn cada día, ver como son iguales y tan difernetes al mismo tiempo. Amiga, no te mando, te dejo un abrazo, de corazón.

Laurinha dijo...

jajajaja! y tenia razon el nene! a quien se le ocurre una caramelera de cartulina! seguro el le dijo a la seño q se iba a romper!
me voy dando cuenta q hay q tener muuuucho humor para acompañar a los hijos por su paso por la primaria!
jajaja!