jueves, 1 de noviembre de 2007

Sandalias fiadas...


El cambio de temporada con niños es fatal...nada del año pasado les queda y mucho menos el calzado. Partí con ambos al centro a comprar sandalias, entro a un negocio les pruebo 1 par a cada uno. Les quedaron. ¿acepta tarjeta de débito?. "No ( me responde la mujer) LLEVATELOS; ME LO PAGAS MAÑANA",

yo: no, no (casi con miedo) guárdemelos vengo mañana, se los pago y me los llevo.

ella:"No, no te preocupes. Así me los saco de encima y no están dando vueltas por acá".

yo: Pero Uds. no me conoce?

ella: yo no me equivoco con la gente y vos vas a venir mañana a pagármelos.

yo: pero tómeme los datos, por favor

ella: si, no te preocupes. Si me lo pagás de contado el calzado del nene es $10 más barato y el de la nena...

le dí mi nombre y mi TE y me fuí con la sensación de haber hecho algo malo......

Por supuesto le pregunté a que hora abría mañana.....a 1º hora estaré ahí!!!!




4 comentarios:

Moki Mom dijo...

Hola Lore, a mi me pasó algo similar,cuando recién nos mudamos a Tuxpan, Ver., -obvio, yo no conocía a nadie ahí-, un buen día sali de compras con mi hijo, y andando por ahí, que se me despega mi sandalia, ay son tan bellas que aun despegadas no las quiero tirar, jajaja, y me vio un señor que atendía un negocio, y que también obvio, vendìa sandalias, y otras cosas, y me vió, ahi yo muerta de risa, con la verguenza hasta la cabeza y mi hijo -tenía un año y dos meses- mirandome como pensando, qué le pasa a mi madre, y me dice muy amable el señor, que le paso, y ya le explique, y se fue, y en dos minutos regreso con un par nuevo (eran enooooormes) pero yo no llevaba más que el dinero justo de las compras, de hecho, ya iba de vuelta a casa, y le digo, no señor, pero no traigo dinero para pagarselas por lo menos, y me dic, no se proeucpe, mañana me las trae, y como bien dices, "mañana" se las llevé, lo mas temprano que pude, con una pena enorme y ofreciendo pagarlas, pero el señor no aceptó, que buen tipo, despues me saludaba cada vez que pasaba.

Lorena dijo...

Lo raro es que uno se termina sintiendo en falta...luego te hace reflexionar sobre la solidaridad de los otros y que algo que tendría que ser común se vuelve tan extraño.....y seguís pensando...

diana u dijo...

soy igual a vos Bianchi!! me pasó lo mismo en un mercadito que está a la vuelta de casa (no había llevado la billetera) y a pesar de que me dijo el buen hombre: -"venite mañana!" volví a los 5 minutos a saldar mi deuda!!

Carolei dijo...

Qué afortunada!!!
ves que a veces la gente se da cuenta...